Baño familiar, descubre cómo conseguir que tu aseo sea perfecto

Hora de levantarse. Desayuno, aseo y…¡el baño ocupado! Esta es una de las primeras rutinas que hay que organizar cuando en una casa, la familia al completo, necesita acceder al baño y las prisas se hacen con el control de la mañana.

Más allá de horarios, de orden y de respetar turno, se trata de habilitar los baños de la mejor forma posible para que, a la vez, dos personas puedan incluso interactuar dentro de ser necesario.

¿Cómo conseguirlo? Con una planificación de baño familiar que siga, también, los secretos de  decoración con banoweb.es

Cuatro focos de atención para diseñar el baño perfecto para la familia

Pese a que no todas las familias cuentan con un espacio infinito en el que diseñar un baño como los que aparecen en las revistas donde hay espacio para bañera y ducha, una encimera gigante con varios lavabos y un espacio en el que casi se podría celebrar una fiesta, lo cierto es que sacar partido al baño conociendo sus secretos puede ser más fácil de lo que parece.

Hay que poner, sobre todo, el foco en el tipo de uso que hay que darle atendiendo a cada momento. Y eso, en cuatro focos de atención, puede mejorarse.

  1. La ducha: el plato de ducha se ha convertido en tendencia porque atrás quedaron las duchas pequeñas. Hoy, el protagonismo en este espacio es hacerlo lo más amplio que permita el baño pero, sobre todo, lo más claro también. Se trata de usar mamparas que apenas apoquen la luz sino que la potencien, con azulejos que diferencien esta zona del resto incluso jugando a parecer los del suelo de piscina en algunos casos. Gracias a la posibilidad de empotrar luces, puede ser clave incluir una – dentro de los límites de la seguridad – cerca que enfoque y que pueda reflejarse incluso en espejos, lo que daría un juego de luz interesante. En caso de que haya bebés, ya hay una serie de bañeras adaptadas a este tipo de espacios para que puedan usarse sin problema. También, en caso de que compartan vivienda con alguien mayor, hay soluciones en forma de asiento plegable.
  2. Lavabo y espejo: esta zona es clave para la agilidad en las mañanas. Pese a que solo pueda, por espacio, incluirse un lavabo, sí es posible agrandar al máximo el espejo. Esto permitirá que mientras uno se lava los dientes, otro pueda estar peinándose o maquillándose, agilizando el uso del baño.
  3. Almacenaje: si hay algo importante en un baño familiar es el almacenaje. Cada uno tiene sus propios productos y rutinas y poder mantener en orden todo es clave para que el baño no parezca continuamente una leonera. Estanterías, cajas, todo vale, pero un buen mueble en el que guardar de forma organizada todo es necesario. Tanto bajo el lavabo como usando los espacios sobre el wc, por ejemplo, puede ser clave.
  4. Toallero: cuando muchos miembros usan el mismo baño, las toallas o albornoces pueden ser un problema. Apostar por un radiador/toallero puede ser una buena solución par el invierno, pero una estantería puede ser la clave para el orden. Bastará con habilitar una zona en la que depositar las toallas para cuando se necesiten.