Almeida advierte de que puede haber un «problema grave» en Madrid como siga la huelga

– Critica que los sindicatos estarían en la calle «siete días a la semana» si gobernara el PP

MADRID, 23 (SERVIMEDIA)

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, aseguró este miércoles que «no hay problema de desabastecimiento ni hay que generar alarma», pero a la vez advirtió de que, «como esta huelga siga, puede haber un problema grave» en Madrid.

Así lo afirmó tras inaugurar la Biblioteca Municipal San Fermín, donde criticó que el Gobierno de España «siga pensando que todos los transportistas en huelga son la ultraderecha» y auguró que «al final acabará diciendo que la persona que va a comprar un yogurt y no encuentra un yogurt, también es la ultraderecha. Vamos a llegar a esa caricatura por parte del Gobierno».

Almeida ironizó diciendo que, «si al final hay un problema de desabastecimiento, que en estos momentos no sucede, la culpa será no del Gobierno sino del que va a comprar y no encuentra lo que quiere comprar, que será un peligroso fascista y ultraderechista que va a comprar yogures, porque el Gobierno no tiene culpa de nada».

El alcalde de la capital señaló que «es muy sencillo» y comentó que, «si el Gobierno quiere que este problema se resuelva, «que baje impuestos hoy; si el Gobierno quiere que mañana se resuelva el problema, que baje impuestos hoy; y si el Gobierno no quiere resolver el problema, pues que siga haciendo lo de ahora, que es nada».

En este sentido, incidió en que este problema depende «única y exclusivamente» del Gobierno, porque «son los únicos» que pueden resolver esto. Almeida aseguró que «el camino más corto para resolver esto es bajar los impuestos, que es a lo que se comprometió Pedro Sánchez».

Por tanto, continuó, «está claro que todo aquel que tenga un problema en España y que denuncie que tiene un problema en estos momentos es un ultraderechista y un fascista peligroso, con independencia de su adscripción ideológica, de a quién vote, o de lo que verdaderamente piense».

En este punto, el regidor madrileño incidió en que la solución para España «no pasa por llamar ultraderechista a todo aquel que denuncie que hay un problema, sino por solucionar los problemas y eso es lo que tiene que hacer Pedro Sánchez en estos momentos, arremangarse, sentarse en la mesa, encontrar una solución y atender las reivindicaciones».

Por último, el alcalde de la capital mostró su apoyo a los transportistas, porque «está claro que no es un capricho lo que están haciendo», sino que «no pueden trabajar a pérdidas», porque «así no hay quien trabaje».

CRÍTICAS A LOS SINDICATOS

Preguntado por el papel de los sindicatos UGT y CCOO es las huelgas y manifestaciones de los últimos días, Almeida respondió que «convendría que atendieran más a los intereses de los trabajadores y menos a sus posicionamientos ideológicos y que, con independencia de la ideología del Gobierno que esté al frente de la nación, los sindicatos deberían estar al lado de los trabajadores».

En este sentido, el alcalde consideró que los posicionamientos ideológicos «están muy bien y son muy respetables», pero recordó que «nunca olviden que, por encima de todo, está la defensa de los derechos de los trabajadores».

Almeida aseguró que «si el Partido Popular estuviera gobernando en estos momentos, nadie duda de que los sindicatos estarían en la calle siete días a la semana y 24 horas al día». Ahora, sin embargo, «no les vemos por las calles», denunció.

El alcalde de la capital constató que hay numerosas empresas que quieren hacer distribución, por lo que le pareció «razonable» que se establezcan los medios para garantizar que puedan trabajar. «Entre estado de alarma y bajar los impuestos, elijo bajar los impuestos», aseveró.

Por último, consideró que el Gobierno «llega tardísimo», porque «esto no empieza por la invasión de Rusia», por lo que «la culpa no es de Putin», aunque reconoció que «puede haber agravado la situación», aunque recordó que «la factura desde septiembre ya había subido exponencialmente».