Arranca la campaña contra la mosca negra en Madrid

MADRID, 18 (SERVIMEDIA)

El Ayuntamiento de Madrid puso en marcha este martes la campaña anual de control de la mosca negra en el tramo urbano del río Manzanares, comprendido entre el ámbito residencial del distrito de Fuencarral-El Pardo y el límite del término municipal de la ciudad , en los distritos de Villaverde y Villa de Vallecas.

Según informó hoy el Consistorio de la capital, la campaña comienza este año con un mes de antelación respecto a la de 2022 debido a que las altas temperaturas adelantan la aparición de este insecto.

En este ejercicio, a diferencia de los anteriores, el Ayuntamiento ha previsto que se podrían llegar a realizar «una decena de tratamientos» en el río y sus márgenes con el objetivo de «reducir al mínimo la presencia de este molesto insecto». Durante la campaña realizada en 2022 se llevaron a cabo un total de seis tratamientos larvicidas. La eficacia general de las aplicaciones en el tramo objeto de control fue «altamente satisfactoria», estimándose en un «valor medio del 90,33%».

Desde el año 2019, el Ayuntamiento de Madrid actúa para frenar el auge de este díptero en el río, llevando a cabo dos tipos de trabajos: desbroces sobre la vegetación existente en contacto con el agua y tratamientos de desinsectación que, dependiendo de las condiciones meteorológicas, ocupan desde el inicio de primavera hasta el mes de octubre.

AUMENTO DE TRATAMIENTOS

El contrato de conservación del río Manzanares a su paso por el término municipal, que entró en funcionamiento el pasado mes de octubre, garantiza su protección tanto medioambiental como hídrica y de sus ecosistemas fluviales, incluyendo las instalaciones asociadas. Este servicio recoge con especial atención los tratamientos para dípteros, entre los que se incluye la mosca negra, para los que se han aumentado el número de actuaciones anuales que se van a poder realizar en función de las necesidades de cada temporada. También se han revisado los trabajos que se realizan sobre la vegetación de las islas del tramo urbano, ajustando los equipos y la duración en función de la experiencia adquirida en los últimos años.

Las actuaciones se realizan en coordinación entre los servicios de conservación del río del Área de Medio Ambiente y Movilidad y el Departamento de Control de Plagas y Vectores de Madrid Salud y consisten en la detección, monitorización, tratamiento y vigilancia de estos insectos para minimizar el impacto que generan en la población y en el entorno.