El Ayuntamiento de Madrid llevó a cabo más de 400 controles de salud pública durante la Cumbre de la OTAN

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

El Ayuntamiento de Madrid llevó a cabo más de 400 controles de salud pública durante la reciente celebración de la Cumbre de la OTAN, en el marco del Plan Especial de Control Oficial de Salud Pública puesto en marcha por el organismo municipal Madrid Salud y por los departamentos de salud de los distritos para el control de los alimentos, el agua y demás factores de riesgo vinculados a la salud pública.

Estos controles, según informó el Consistorio en una nota, se llevaron a cabo en los hoteles donde se alojaron las delegaciones internacionales, en los pabellones de Ifema que acogieron la cumbre o en los almuerzos y comidas institucionales celebradas durante la cita en diversos emplazamientos como el Museo Reina Sofía, el Museo del Prado o el Teatro Real.

La delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz del Ayuntamiento, Inmaculada Sanz, visitó este miércoles el Laboratorio de Salud Pública de Madrid Salud para agradecer a sus profesionales municipales su participación para lograr que la Cumbre de la OTAN que acogió la ciudad resultara un éxito.

Durante la visita, Sanz recordó que desde el Ayuntamiento se desplegaron al menos 2.000 efectivos municipales entre policías, efectivos de SAMUR-Protección Civil, bomberos municipales, agentes de movilidad o los técnicos de Madrid Salud a los que hoy ha saludado.

PLAN ESPECIAL

El objetivo de este plan fue adoptar las medidas necesarias para reducir al mínimo, durante la cumbre, los riesgos derivados del consumo de alimentos y agua de consumo, controlar las instalaciones para evitar legionela y facilitar la adecuada coordinación con otras administraciones.

En total participaron en el desarrollo del Plan más de 130 inspectores y técnicos de salud pública, y se reforzó el Servicio de Emergencias Alimentarias (SEAM) con un equipo adicional de inspectores, siempre de guardia, para llevar a cabo las actuaciones más urgentes en caso de emergencia alimentaria.

En concreto, se llevaron a cabo más de 200 inspecciones de control de alimentos en los hoteles que alojaban a las delegaciones internacionales; unas 140 tomas de muestras de aguas de consumo en hoteles, comidas institucionales y en Ifema; medio centenar de tomas de muestras de superficies en contacto con los alimentos (hoteles y comidas institucionales); una veintena de controles relacionados con la legionela en las torres de refrigeración de Ifema, así como controles de alimento en Ifema.

Los establecimientos de restauración comercial y los hoteles están sujetos a control oficial de alimentos de forma periódica, habitual y programada, según la priorización que establece el Plan de Inspecciones y Actividades Programadas en materia de Control Oficial de Alimentos (PIAP) de la ciudad.

No obstante, antes de la cumbre, los departamentos de salud de los distritos intensificaron las actuaciones de control, prestando especial atención a la adecuada implantación de los sistemas de seguridad alimentaria. En este sentido, realizaron entre abril y junio más de 200 inspecciones en el sector hotelero de la ciudad.