¿Es posible ver en la piel si se tomó suficiente líquido?

DPA – Una forma de saber si el cuerpo cuenta con suficiente líquido es hacer un test tensionando la piel. Para ello hay que formar un pliegue tomando un poco de piel del dorso de la mano con el pulgar y el índice. Una vez que se suelta el pliegue, la piel debería volver rápidamente a su posición original.

Si el pliegue tarda en alisarse, es señal de una mala tensión cutánea, lo que indica que hay una cierta deshidratación. En ese caso, es hora de algo tan simple como beber más líquido.

Sin embargo, el dermatólogo Christoph Liebich, de la ciudad alemana de Múnich, cree que hay métodos mejores para establecer si se bebió suficiente líquido. “Me fijaría más bien en síntomas que presente el cuerpo, como sensación de cansancio, dolor de cabeza o mucosas secas”, afirma el médico.

El dermatólogo opina que estos métodos son mejores ya que, entre otras cosas, la piel no reacciona tan rápidamente a la falta de líquido.

“Claro que como dermatólogo me doy cuenta rápidamente si la piel no tiene el brillo y la hidratación suficientes. Pero para las personas comunes, no es algo tan fácil de determinar”, añade.

Por eso, recomienda “tomar tranquilamente más líquido” cuando llegan las temperaturas más cálidas del verano, es decir, beber más que los 1,5 litros mínimos aconsejados. Afirma que no hay que preocuparse por tomar demasiado. “Es muy difícil beber agua de más”, explica.

El agua es también muy buena si se busca enfriar el cuerpo. Una forma rápida de hacerlo es dejar correr agua fría del grifo por unos minutos sobre las manos y los dos tercios inferiores de los antebrazos. “Es lo más agradable”, señala Liebich.

Por otra parte, aconseja permanecer a la sombra entre las 11 y las 16 horas en los días de calor. Explica además que no hay motivo para preocuparse por esta restricción, dado que quien se expone al sol antes o después de estas horas, incluso con protector solar sobre la piel, tiene suficientes posibilidades de proveerse de vitamina D y hormonas de la felicidad.

“La protección solar es clave, ya que de lo contrario, la opción es el cáncer de piel”, advierte.