La Asociación Hipotecaria apunta a un equilibrio en 2023 entre las hipotecas a tipo fijo y variable

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

La Asociación Hipotecaria Española (AHE) no ve «razonable» que se sigan manteniendo a tipo fijo el 70% de las hipotecas «para los próximos tiempos» y cree que para el año que viene el mix «debería estar más equilibrado», en un «50-50».

El presidente de la AHE, Santos González, hizo estas declaraciones a Servimedia en una semana en la que se confirmó que el euríbor subió en mayo hasta el 0,287%, en terreno positivo por segundo mes consecutivo y en máximos desde febrero de 2015.

González indicó que, teniendo en cuenta que el euríbor suba aproximadamente un punto en el conjunto de este año, de acuerdo con el consenso de los expertos, supondría un encarecimiento de entre el 10% y el 12% de la cuota mensual de una hipoteca media de unos 150.000 euros que se indicie para ese escenario de final de año. Eso supondría un aumento de algo más de 50 euros al mes y que la cuota supere los 600 euros.

El presidente de la Asociación Hipotecaria defendió recuperar los tipos de interés positivos y consideró que este año será de «incertidumbre» por la subida que se espera de los tipos, por la marcha de la inflación y también la evolución de la guerra en Ucrania.

Ante el auge de las hipotecas a tipo fijo por la previsible subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE), González opinó que «para los próximos tiempos no parece razonable que se siga manteniendo ese 70% a tipo fijo» y el mercado más bien se iguale.

La semana pasada, el Instituto Nacional de Estadística (INE) dio a conocer que la firma de hipotecas sobre vivienda aumentó un 18% en marzo frente a hace un año y registró récord de operaciones desde 2011. Los datos revelan que el 72,7% de las hipotecas se constituyó a tipo fijo y el 27,3% restante, a tipo variable. Los tipos fijos llevan tres meses seguidos por encima del 70% y desde enero de 2021 vienen superando a los variables.

A este respecto, el presidente de la AHE consideró que el año que viene, ese mix «debería estar más equilibrado», más bien en un «50-50», y apuntó la posibilidad de que las hipotecas a tipo fijo «bajen un poco». En este escenario, también añadió que las hipotecas mixtas pueden resurgir y cobrar «un poquito de importancia».

En cuando a la evolución del mercado inmobiliario, para la AHE «estamos muy lejos» de épocas en las que había «un calentamiento financiero». González argumentó que en la compra de vivienda se está financiando «solo el 75%» con préstamo bancario.

Así, aseveró que no hay «ninguna precipitación ni calentamiento de precios y las entidades aprendieron muy bien la lección» de la crisis financiera de 2008, rechazando de plano que haya una burbuja inmobiliaria.

El mercado es «muy competitivo», no hay «insensatez» por parte de los bancos ni tampoco de los ciudadanos, a juicio del presidente de la Asociación Hipotecaria, que incidió en que al mercado inmobiliario acceden «con solvencia» quienes tienen un empleo, al tiempo que lamentó que se «expulsa» a los más jóvenes debido a su peor situación económica y que los bancos no deben tener «la responsabilidad de solucionar el problema».