La Eurocámara apuesta por cargadores para coches eléctricos cada 60 kilómetros en 2026

– Y que los barcos contaminen un 20% menos desde 2035

MADRID, 19 (SERVIMEDIA)

El Parlamento Europeo abogó este miércoles por que haya puntos de recarga para vehículos eléctricos cada 60 kilómetros y de reabastecimiento de hidrógeno cada 100 kilómetros en 2026.

La Eurocámara adoptó así su posición sobre el proyecto de normas de la UE para estimular el despliegue de estaciones de recarga y reabastecimiento de combustible alternativo (como electricidad o hidrógeno) para automóviles, camiones, trenes y aviones, la cual salió adelante con 485 votos a favor, 65 en contra y 80 abstenciones.

Las nuevas reglas son parque del paquete ‘Apto para 55 en 2030’, el plan de la UE para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 550% para 2030 en comparación con los niveles de 1990.

Así, los eurodiputados acordaron establecer unos objetivos nacionales mínimos obligatorios para el despliegue de infraestructura de combustibles alternativos. Los países deberán presentar su plan sobre cómo lograrlo en 2024.

Según el texto adoptado, en 2026 debería haber al menos un grupo de recarga eléctrica para automóviles cada 60 kilómetros a lo largo de las principales carreteras de la UE. El mismo requisito se aplicaría a los camiones y autobuses, pero solo en la red transeuropea de transporte y con estaciones más potentes. Habrá algunas exenciones para regiones ultraperiféricas, islas y carreteras con muy poco tráfico.

Los eurodiputados también sugieren establecer más estaciones de servicio de hidrógeno a lo largo de las principales carreteras de la UE (cada 100 kilómetros en lugar de cada 150, como propone la Comisión Europea) y hacerlo más rápido (2028 en lugar de 2031).

Además, las estaciones de servicio alternativas deben ser accesibles para todas las marcas de vehículos y el pago debe ser fácil. Deben mostrar el precio por kWh o por kilo y debe ser asequible y comparable.

Los eurodiputados también quieren que se establezca un punto de acceso de la UE para datos de combustibles alternativos para 2027 con el fin de informar sobre la disponibilidad, los tiempos de espera y los precios en diferentes estaciones en toda Europa.

COMBUSTIBLES MARÍTIMOS

Por otro lado, los eurodiputados también adoptaron su posición sobre el proyecto de normas de la UE sobre el uso de combustibles renovables y bajos en carbono en el transporte marítimo, con 451 votos a favor, 137 en contra y 54 abstenciones.

El Parlamento quiere que el sector marítimo reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero de los barcos en un 2% a partir de 2025, un 20% desde 2035 y un 80% a partir de 2050 en comparación con el nivel de 2020 (la Comisión propuso una reducción de entre un 13% y el 75%).

Esto se aplicaría a los buques con un arqueo bruto superior a 5000 (responsables del 90% de las emisiones de CO2) a toda la energía utilizada a bordo en o entre puertos de la UE, y al 50% de la energía utilizada en viajes en los que el puerto de salida o de llegada sea fuera de la UE o en sus regiones ultraperiféricas.

Los eurodiputados también establecieron un objetivo de un 2% de uso de combustibles renovables y obligaron a los buques portacontenedores y de pasajeros a utilizar el suministro de energía en tierra mientras están atracados en los principales puertos de la UE a partir de 2030. Esto reduciría significativamente la contaminación del aire en los puertos.

Para garantizar el cumplimiento, los eurodiputados apostaron por la introducción de sanciones, cuyos ingresos deberían ir al Ocean Fund y contribuir a la descarbonización del sector marítimo, la eficiencia energética y las tecnologías de propulsión de cero emisiones.