La tasa de ahorro de los hogares se situó en el 11,4% de su renta disponible en 2021, por debajo del 15% de 2020

MADRID, 31 (SERVIMEDIA)

La tasa de ahorro de los hogares se situó en el conjunto de 2021 en el 11,4% de su renta disponible, 3,6 puntos menos que el registro de 2020 (15%), según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el conjunto del año 2021, el valor añadido generado por los hogares se incrementó un 3,7% y su excedente de explotación y renta mixta bruta un 2,4% respecto a 2020. Además, el saldo de rentas primarias aumentó un 4,6% y su renta disponible un 2,2%.

Por su parte, el gasto en consumo final de los hogares se incrementó un 6,6% y el ahorro generado por los hogares e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares alcanzó los 86.547 millones de euros en el año 2021.

Solo en el cuarto trimestre de 2021, la tasa de ahorro de los hogares fue del 13,8% de su renta disponible, por debajo del 18,6% del mismo trimestre del año anterior.

Respecto al trimestre anterior, la tasa de ahorro creció en 10,5 puntos, puesto que en el tercer trimestre de 2021 se situó en el 3,3%. Si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, la tasa de ahorro de los hogares fue del 9,6%, dos puntos y ocho décimas inferior a la del trimestre anterior.

El valor añadido bruto generado por los hogares en el cuarto trimestre se incrementó un 5,2% en el cuarto trimestre respecto al mismo periodo de 2020.

Si se tiene en cuenta el incremento en la remuneración a cobrar por los asalariados (5,6%) y la evolución del saldo neto de rentas de la propiedad a percibir (intereses, dividendos, etc.) por el sector, se obtiene un incremento del 5,4% en su saldo de rentas primarias bruto. Considerando además los impuestos sobre la renta y el patrimonio, cotizaciones y prestaciones sociales y otras transferencias corrientes, se llega a que en el cuarto trimestre de 2021 la renta disponible bruta de los hogares se elevó un 3,4%, hasta 205.212 millones de euros. Por su parte, el gasto en consumo final de los hogares se estima en 176.260 millones de euros, con un aumento del 9,6%.

Por otro lado, la inversión de los hogares en los últimos tres meses de 2021 alcanzó los 24.235 millones, un 84,7% más que en el mismo periodo de 2020. A su vez, la tasa de inversión de los hogares, eliminados los efectos estacionales y de calendario, se situó en el 7,1% de su renta disponible, dos décimas superior a la del trimestre anterior.

De esta forma, y una vez tenido en cuenta el saldo de transferencias de capital del sector, los hogares registraron una capacidad de financiación de 6.967 millones frente a los 24.027 millones estimados para el mismo trimestre de 2020.

ECONOMÍA ESPAÑOLA

Por otra parte, la economía española generó una capacidad de financiación de 22.699 millones de euros en 2021, un 1,9% del PIB del año. Esta cifra es superior en 8.979 millones a la del año 2020, que fue de 13.720 millones, un 1,2% del PIB.

La mayor capacidad de financiación se produjo tanto por un mayor saldo de intercambios exteriores de bienes y servicios (18.203 millones de euros en 2021, frente a 16.528 millones en 2020) como de rentas y transferencias corrientes (−6.683 millones, frente a −7.277) y de transferencias de capital (11.179 millones de euros en 2021, frente a 4.469 millones en 2020).

En el cuarto trimestre del año pasado, la capacidad de financiación de la economía española frente al mundo se situó en 10.055 millones, equivalentes al 3,1% del PIB, e inferior a la registrada en 2020 de 7.090 millones (un 2,4% del PIB).

La renta nacional bruta se estima en 1.211.336 millones de euros en 2021, un 7,3% superior a la de 2020, y en el último trimestre del ejercicio pasado alcanzó los 331.617 millones (+9%).

Se observan incrementos en 2021 en el excedente de explotación de las unidades productivas residentes (6,5%), en la remuneración recibida por los asalariados residentes (5,5%) y en la cuantía devengada de impuestos sobre la producción y las importaciones, netos de subvenciones (21,3%). Por el otro, el saldo de rentas de la propiedad con el resto del mundo cayó un 48% y el saldo de transferencias corrientes con el resto del mundo fue un 6,6% superior al del año 2020.

En cuanto a las sociedades no financieras, en 2021 el valor añadido generado se incrementó un 8,5% respecto a 2020, mientras que su excedente de explotación lo hizo en un 11,5%. Además, el saldo de rentas primarias aumentó un 11,4% y su renta disponible (y, por tanto, su ahorro) un 6,6%. Este ahorro fue suficiente para financiar la inversión del sector y, una vez tenido en cuenta el saldo de transferencias de capital del mismo, se llega a que las sociedades no financieras generaron una capacidad de financiación de 45.558 millones de euros en 2021 (en 2020 fue de 31.016 millones).

Por último, la necesidad de financiación de las administraciones públicas se cifró en 28.239 millones en el cuarto trimestre de 2021, por debajo del registro un año antes, y en el conjunto del año presentó una necesidad de financiación de 82.819 millones, también inferior a los 115.200 millones de 2020.