Los primeros miembros del Equipo de Apoyo de Interior para investigar crímenes de guerra ya están en Ucrania

MADRID, 02 (SERVIMEDIA)

Los primeros miembros del Equipo Policial de Apoyo (EPA) destinado por el Ministerio del Interior para investigar la posible comisión de crímenes de guerra y de lesa humanidad en el marco de la invasión rusa ya se encuentran en Ucrania.

Así lo confirmaron fuentes policiales a Servimedia. Cabe recordar que el 21 de abril de este año, el Gobierno informó de que el Ministerio del Interior que lidera Fernando Grande-Marlaska, enviaría a Ucrania un Equipo Policial de Apoyo (EPA), integrado por efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil que investigará la posible comisión de crímenes de guerra y de lesa humanidad en el marco del conflicto bélico provocado por la invasión militar ordenada por el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

El envió de este equipo de efectivos españoles, que ahora se despliega en territorio ucraniano, responde a la petición de apoyo de la Corte Penal Internacional, y estará a disposición de la misma durante su estancia.

Según informó en su día Interior, cuenta con un mínimo de ocho especialistas y ha sido creado mediante una instrucción firmada por el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, que constituye y establece la disponibilidad, operatividad y capacidades de apoyo y reacción de este equipo policial para la investigación de graves delitos en el marco del Derecho Internacional.

ESPECIALISTAS

El Equipo Policial de Apoyo está integrado por miembros de Policía Nacional y de Guardia Civil pertenecientes a las unidades de Policía Científica, Judicial y de Investigación, así como especialistas en desactivación de explosivos y técnicos en incidentes Nucleares, Radiológicos, Biológicos y Químicos (unidades NRBQ).

Por motivos de seguridad, los datos concretos como la fecha en que se inició su despliegue, o la zona concreta del territorio en la que está operando actualmente, son de carácter reservado. El EPA recogerá y analizará las pruebas necesarias para identificar a víctimas de posibles actuaciones contrarias al Derecho Internacional, así como las circunstancias en que se produjeron los hechos.

También indagará sobre el terreno el tipo de material, armas y artefactos explosivos utilizados, así como las técnicas empleadas y, en su caso, recopilarán información de las personas o grupos responsables de los delitos graves objeto de investigación.