El 76% de las especies de insectos no están a salvo en áreas protegidas del mundo

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

Tres de cada cuatro especies de insectos en el mundo (el 76%, concretamente) no están adecuadamente a salvo en áreas protegidas, pese a que estos animales desempeñan un papel crucial en casi todos los ecosistemas porque polinizan más del 80% de las plantas y son una fuente importante de alimento para miles de especies de especies de vertebrados.

Esa es la principal conclusión de un estudio liderado por Shawan Chowdhury, biólogo conservacionista del Centro Alemán para la Investigación Integrativa de la Biodiversidad (iDiv), y publicado este miércoles en la revista ‘One Earth’.

Las poblaciones de insectos se están derrumbando en todo el mundo y continúan siendo ignoradas en los esfuerzos de conservación. Las áreas protegidas pueden salvaguardar especies amenazadas, pero solo si estas especies amenazadas realmente viven dentro de las áreas que se protegen, según el estudio.

«Ya es hora de que consideremos a los insectos en las evaluaciones de conservación», apunta Chowdhury, quien añade: «Los países deben incluir insectos en la planificación de áreas protegidas y en la gestión de las existentes».

Aunque se sabe que las áreas protegidas protegen activamente a muchas especies de vertebrados de amenazas de origen humano, se desconoce en gran medida hasta qué punto esto es cierto para los insectos.

Para determinar qué proporción de especies de insectos están protegidas por áreas protegidas, Chowdhury y sus colegas superpusieron los datos de distribución de especies del Fondo de Información sobre Biodiversidad Global con mapas globales de áreas protegidas.

Descubrieron que el 76% de las especies de insectos del mundo están representadas de manera inadecuada en las áreas protegidas, incluidos varios en peligro crítico de extinción, como la hormiga dinosaurio, el caballito del diablo hawaiano carmesí y la polilla tigre enjaezada. Además, las distribuciones globales de 1.876 especies de 225 familias no se superponen en absoluto con las áreas protegidas.

POR REGIONES

Los autores se sorprendieron por el grado de subrepresentación. «Muchos datos de insectos provienen de áreas protegidas, por lo que pensamos que la proporción de especies cubiertas por áreas protegidas sería mayor», señala Chowdhury, que agrega: «El déficit también es mucho más grave que un análisis similar que se realizó en especies de vertebrados, que encontró que el 57% de las 25,380 especies de vertebrados no estaban cubiertas adecuadamente».

Quizás también te interese:  Descubre la riqueza cultural y tradiciones de Níjar: Una mirada en profundidad

Los insectos en algunas regiones estaban mejor protegidos que en otros. Proporciones relativamente altas de especies de insectos lograron una protección adecuada en la Amazonia, la región de Sáhara-Arabia, Australia Occidental, los Neotrópicos, los Afrotrópicos y Europa Central. La protección se quedó corta para muchas especies en América del Norte, Europa del Este, Sur y Sudeste de Asia y Australasia.

Históricamente, los programas de conservación han pasado por alto a los insectos y esta investigación se vio limitada por la escasez de datos sobre la distribución de esos animales. «De los 5,5 millones de especies de insectos estimadas en todo el mundo, solo pudimos modelar la distribución de 89.151 especies», recalca Chowdhury.

Más del 80% de todos los animales del planeta son insectos, pero estos comprenden apenas un 8% de las especies evaluadas en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Incluso si los insectos viven dentro de las áreas protegidas, es posible que no estén cosechando los beneficios de esta «protección», según Chowdhury. «Muchas especies de insectos están disminuyendo dentro de las áreas protegidas debido a amenazas como el rápido cambio ambiental, la pérdida de corredores y caminos dentro de las áreas protegidas», indica.

Chowdhury apostilla que «la ciencia ciudadana podría tener un enorme impacto para llenar el vacío de datos sobre la distribución de insectos». «Los científicos y los formuladores de políticas ahora deben intensificar y ayudar con este desafío de identificar sitios de importancia para la conservación de insectos», concluye.

Entrada siguiente

Un pez de 319 millones de años conserva el cerebro fosilizado más antiguo de un vertebrado

Mié Feb 1 , 2023
MADRID, 01 (SERVIMEDIA) Un pez fosilizado de 319 millones de años, extraído de una mina de carbón en Inglaterra hace más de un siglo, tiene el cerebro más antiguo y bien conservado de un animal con columna vertebral. El fósil del cráneo de ‘Coccocephalus wildi’ está prestado a la Universidad […]

Noticias Relacionadas