El programa de acogimiento familiar para refugiados ucranianos adultos arrancará «de forma piloto» en Madrid, Murcia, Barcelona y Málaga

– Inclusión plantea seis meses de acogida prorrogables a un año

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

El programa piloto de acogimiento familiar para personas adultas llegadas de Ucrania previsto por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones arrancará «de forma piloto» en cuatro provincias: Madrid, Málaga, Murcia y Barcelona.

Así lo anunció este jueves el ministro del ramo, José Luis Escrivá, durante su comparecencia en la Comisión del Congreso de los Diputados para informar sobre el plan de acogida y atención a los refugiados de Ucrania impulsado por su departamento. Según Escrivá, su intención es «comenzar de forma piloto la semana que viene en estas cuatro provincias», y planea un compromiso de acogimiento de seis meses prorrogables a un año.

«En España no tenemos prácticamente ninguna experiencia en este tipo de iniciativas», admitió, por lo que «nos apoyaremos en el programa que Fundación La Caixa realiza desde hace muchos años con menores de edad». Por ello, técnicos de la Fundación «nos ayudarán a verificar la idoneidad de las familias y de las viviendas que se ofrezcan a participar en las cuatro provincias mencionadas.

HOGARES ADECUADOS

«Yo entiendo que la solidaridad que está demostrando la sociedad española es extraordinaria y que todo el mundo quiere ayudar», concedió el ministro, pero «después, tener a una persona refugiada viviendo contigo requiere una responsabilidad». Por eso, es preciso «identificar a las familias idóneas entre todas aquellas que se han mostrado interesadas», y avanzó que el Ministerio lanzará una campaña para que familias o personas que viven solas conozcan la iniciativa y se apunten.

A continuación, «nos ocuparemos del encaje entre aquellas personas llegadas de Ucrania que hayan mostrado su preferencia por convivir con familias y los hogares españoles verificados como idóneos».

Según Escrivá, se pondrá en marcha un ‘call center’ que permitirá «realizar un primer cribaje, previo a la verificación de idoneidad que llevará a cabo una red de trabajadores sociales mediante convenio con Fundación La Caixa».

El Ministerio será el encargado de coordinar el seguimiento de esta acogida a través de las organizaciones que forman parte del Sistema, y resaltó que están pensando «en un compromiso de acogida flexible, de seis meses ampliables a un año».

Finalmente, el ministro recordó que todos los refugiados que llegan de Ucrania tienen derecho a protección internacional durante un año, prorrogable hasta tres. Esto supone que tienen derecho a recibir ayudas económicas para su manutención y alojamiento; asesoramiento jurídico y social; atención psicológica; escolarización y servicios de salud; enseñanza de idiomas; convalidación de los permisos de conducir y de trabajo, y descuentos en las medicinas. «Es preciso garantizar que quienes viven con una familia española disponen de los mismos derechos», insistió.

Por otro lado, Escrivá recalcó que, hasta la fecha, casi todos los niños que han llegado vienen acompañados por sus familias, aunque «no podemos descartar que más adelante empiecen a llegar menores no acompañados». En este caso, pasarían a depender de los servicios sociales de las comunidades autónomas, pues España entiende que un menor de edad es «antes un niño que un inmigrante», declaró.