El Gobierno busca » alternativas» en Barcelona y Alicante para instalar dos centros de recepción de refugiados

– Como el que acaba de inaugurar en Madrid, con más de 400 camas

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, explicó este viernes que responsables de su equipo han estado en Barcelona y Alicante «mirando alternativas» para instalar allí dos centros de recepción, primera acogida y derivación de los refugiados ucranianos que lleguen a España, como el que hoy ha inaugurado en Pozuelo de Alarcón (Madrid).

En declaraciones a la prensa, Escrivá negó que se hayan descartado estas ubicaciones, y afirmó estar «seguro» de que se encontrarán «alternativas con combinación de espacios para la acogida y recepción de personas» en ambas ciudades.

«Es difícil encontrar un centro» como el de Pozuelo de Alarcón, ubicado en las dependencias del Centro de formación de la Tesorería de la Seguridad Social, admitió el ministro, que a sus instalaciones suma la residencia de funcionarios, con capacidad para más de 400 camas.

Aún así, «el número de ucranianos que han pasado esta noche aquí es muy reducido», apuntó, aunque a lo largo de esta mañana «están llegando» más personas. «Algunas querrán quedarse y otras tienen familiares u otras opciones», puntualizó.

Destacó que esta tarde llegará a Torrejón de Ardoz el vuelo con 30 niños con cáncer u otras patologías graves y sus familiares procedente de Ucrania, en el que también viajan otras personas, a fin de aprovechar la carga. «Algunas de ellas también vendrán a este centro», avanzó.

Preguntado sobre el número de ucranianos que ha llegado a España, Escrivá afirmó que en el sistema hay «algo más de mil» en este momento, aunque «muchos más están llegando al país a través de sus redes familiares y de amigos. Por lo tanto, las cifras reales se conocerán a medida que estas personas vayan solicitando la protección temporal.

Según explicó, los refugiados ucranianos seguirán el mismo proceso de «entrevistas individualizadas» en los centros de recepción que se llevó a cabo con las personas venidas de Afganistán en verano, a fin de conocer «sus aspiraciones y necesidades».

«Estas entrevistas nos dan muchas pistas» sobre el tipo de recursos más adecuados para su derivación y mejor acogida a largo plazo», entre todos los que ofrecen las comunidades autónomas, los municipios y el propio Estado.

«Hay realidades muy distintas», apuntó Escrivá, ya que «algunos quieren volver cuanto antes», otros buscan seguir con su profesión, otros tienen preferencias en cuanto al lugar de residencia, etc.

Además, indicó que en estas entrevistas se informa a los ciudadanos ucranianos sobre sus derechos al adquirir el permiso de residencia, que incluyen la atención psicológica, el asesoramiento jurídico y la enseñanza de español, entre otras.