Cae una banda que asesinó en Madrid a un hombre por no abrirles la caja fuerte de su casa

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

La Policía Nacional ha detenido a los miembros de una banda que en noviembre del año pasado asesinó a un hombre en su casa de Puente de Vallecas (Madrid), donde los asaltantes intentaron desvalijar la caja fuerte cuya combinación la víctima no dio a sus asesinos.

Según informó este jueves la Policía, los arrestados son nueve personas -siete varones y dos mujeres-, entre los que había dos familiares de la víctima.

Los principales implicados fueron detenidos en Azuqueca de Henares (Guadalajara), donde también se realizaron dos registros, en los que se encontraron dispositivos electrónicos, estupefacientes y un arma de aire comprimido.

La investigación se inició el 28 de noviembre del año pasado, cuando la Policía fue alertada por familiares y amigos de la víctima ante la ausencia de noticias suyas, desplazándose efectivos de seguridad ciudadana a su domicilio en calle Sierra Toledana de Madrid a fin de comprobar el estado de esta persona.

Una vez allí, comprobaron que la puerta se encontraba cerrada con pestillo por la parte interior, por lo que fue necesaria la intervención de un cerrajero para permitir el acceso. Justo detrás de la puerta localizaron el cadáver de un varón, con signos de violencia, que estaba semidesnudo, amordazado con cinta americana y maniatado con una brida.

CUCHILLOS DE COCINA

Tras la primera inspección ocular, los agentes encontraron una etiqueta naranja con una inscripción que podría corresponderse con el nombre de la tienda de Parla en la que los presuntos autores habrían adquirido guantes de látex y cinta americana utilizados en el asalto.

Además, comprobaron que solamente el dormitorio y vestidor de la víctima se encontraba revuelta y con signos de fuerza, lo que se explica porque el objetivo era el robo de la caja fuerte oculta en esta instancia.

Avanzadas las pesquisas y una vez identificado el varón fallecido, los agentes pudieron determinar que los autores asaltaron el domicilio a sabiendas de que la víctima se encontraba en el interior a fin de conseguir el código de apertura de la caja fuerte. Los ladrones llevaban material para inmovilizar a la víctima, lo que demuestra una clara planificación y perfecto reparto de tareas entre los implicados.

Los asaltantes se vieron finalmente obligados a emplear cuchillos de cocina para desanclar la caja fuerte ante la negativa de la víctima a facilitar la combinación, desencadenando en el fatal desenlace.

La Policía realizó también un llamamiento en Twitter para que la población aportase pistas sobre este incidente, lo que motivo que se recibiesen miles de mensajes. Tras el análisis de todas las informaciones, los agentes lograron ubicar la tienda donde se adquirieron los productos en la localidad de Parla y orientar así las pesquisas hasta los finalmente detenidos.