Claves para comprar el mejor espejo de baño

Aunque en realidad no es el objeto que más se piensa del baño, elegir uno u otro espejo puede ser clave para cambiar, por completo, la estética de esta estancia.

Ya sea un aseo, un baño de grandes dimensiones o incluso un espacio compartido con la zona de lavado, no hay cuarto que se resista a un espejo para mostrar el reflejo y que sirva de guía para los peinados, lavados de cara, tratamientos faciales o incluso comprobación de looks.

«Los juegos de espejo llevan tiempo siendo imprescindibles para mejorar luz, los contrastes y reflejos en los habitáculos. De ahí que cada vez cobren más relevancia en ellos. Actualmente, además, se pueden encontrar diseños de todo tipo para hacer el juego. Los tamaños, además, permiten hacer un tipo de diseños estéticos que sorprenden mucho» explican desde reformas de baño bañeraporducha.com

¿Dónde colocar los espejos en el baño?

Aunque tradicionalmente se han situado siempre, por utilidad, delante del lavabo, cada vez son más los que aprovechan para poner espejos cerca de las duchas e incluso en paredes que sirvan para crear esa luz y reflejos.

Si el baño no tiene luz natural, sería interesante hacer un buen estudio de reflejos para potenciar la luz. Poner espejos enfrentados e incluso en distintas alturas, es clave para conseguir que los haces de luz se proyecten y hagan una serie de proyecciones que mejoran la luz en la habitación.

En caso de luz natural, sería interesante que el espejo se encuentre enfrente de la ventana para recoger la mayoría de la luz que entre por ella. Es la forma de permitir que potencie la claridad.

¿Qué forma es la más adecuada?

Por norma general, los espejos más recomendados son los rectangulares para aprovechar al máximo la superficie, pero hoy en día vale cualquier idea porque se pueden hacer casi a medida.

Los ovales suelen ser también acertados por ejemplo para poner sobre el lavabo y aprovechar la superficie.

«Hay una tendencia muy potente a poner espejos en toda la pared para que sirva para agrandar visualmente el baño. Esto, además, gracias a los diseños en el mercado, sirve para potenciar la zona de baño y ducha» explican.