La DGT espera 6,8 millones de viajes en carretera en la última operación retorno del verano

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

La Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá en marcha mañana entre las 15.00 horas de mañana y la medianoche del domingo 3 de septiembre el último de los dispositivos especiales preparados para este verano en el marco del cual espera que se produzcan 6.820.000 movimientos de largo recorrido en carretera.

Además de los movimientos de retorno anteriormente referidos, que la DGT señala que serán escalonados entre mañana y el fin de semana, se esperan movimientos de salida durante el fin de semana por el comienzo de las vacaciones de septiembre, especialmente hacia zonas turísticas de costas.

Entre las 19.00 y las 22.00 horas del jueves comenzarán a producirse «intensidades elevadas de circulación» en sentido retorno y retenciones en los principales ejes viarios de comunicación que encauzan todo el movimiento desde las zonas del litoral y descanso hacia los grandes núcleos urbanos.

El viernes, entre las 17.00 y las 22.00 horas, se unirán «intensidades elevadas de circulación» en sentido salida de las grandes ciudades y en las principales de comunicación de acceso a las zonas turísticas de costa y de descanso junto a los habituales de fin de semana, también en sentido salida, principalmente a zonas de costa y segunda residencia.

Entre las 10.00 y las 14.00 horas del sábado se mantendrá el «tráfico intenso» en sentido salida por el comienzo del fin de semana y de las vacaciones de septiembre hacia zonas turísticas de costa y descanso, movimientos que se unirán a los habituales de fin de semana estival de corto recorrido a zonas de segunda residencia y playas. Ya por la tarde, se añadirán los viajes de retorno hacia los grandes núcleos urbanos de quienes han concluido sus vacaciones y realizan un regreso escalonado.

El domingo será el último día del retorno de quienes finalizan sus vacaciones y de aquellos que han hecho una escapada de fin de semana. Por ello, entre las 16.00 y las 23.00 horas, se producirán «intensidades elevadas de tráfico» y «problemas de circulación» en los principales ejes viarios de comunicación que concentran todo el movimiento de regreso desde las zonas del litoral y descanso hacia las grandes ciudades.

También habrá «intensidades elevadas de circulación» en los ejes de comunicación con pasos fronterizos por los movimientos de retorno de vehículos de matrícula extranjera hacia sus países de origen europeos.

Ante esta situación, la DGT recomendó «planificar los viajes con antelación y, si es posible, evitar las horas más desfavorables».

Por todo esto, la DGT recomienda como siempre planificar los viajes con antelación y, si es posible, evitar las horas más desfavorables.

MEDIDAS ESPECIALES

Para dar cobertura a esta operación especial y hacer que todos los movimientos previstos sean seguros, la DGT establecerá medidas de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico: carriles adicionales y reversibles con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria y en las principales carreteras de acceso a las grandes ciudades; restricción de la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transporte especial y camiones en general y a los que transportan determinadas mercancías en ciertos tramos, fechas y horas; la paralización de las obras en las carreteras y limitación a la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada; y el diseño de itinerarios alternativos recomendados según origen y destino, con distancias y tiempos de recorrido y, en algunos casos evitando la zona centro, que es la que más intensidad circulatoria presenta.

A ello se sumará el despliegue de agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, personal funcionario de los ochos Centros de Gestión de Tráfico y personal encargado del mantenimiento de equipos y de la instalación de medidas en carretera, además del personal de los servicios de emergencias.

En cuanto a los medios materiales, la DGT dispondrá 780 radares fijos de control de velocidad, de los cuales 92 son de tramo, 545 radares móviles que pueden ir embarcados en los vehículos de la Guardia Civil de Tráfico, 245 cámaras y 15 furgonetas camufladas para control del uso de móvil y cinturón de seguridad.

También contará con helicópteros y drones para la vigilancia desde el aire y de vehículos y motos sin rotular que circularán por todo tipo de vías con el fin de comprobar el correcto comportamiento de los conductores durante la conducción.