Tener un lanyard personalizado en ferias y eventos es fundamental

Todas las ferias y eventos que tuvieron que suspenderse durante la época de restricción sanitaria están volviendo a ponerse en marcha. Basta echar un vistazo a los principales centros de exposiciones de las capitales para ver que, cada fin de semana, se consiguen llenar stands para proponer nuevas citas especializadas.

¿Cómo se es consciente? Echando un vistazo a los alrededores, donde todos o casi todos llevan la identificación que les delata.

Pero no solo son los centros de negocios los que están recogiendo las ganas de presentar novedades, en localidades pequeñas también se está fomentando una agenda llena de acontecimientos en los que acercarse al sector profesional y generalista. Y es, después de hacer una visita RegaloPlus cuando se define qué se necesitaría.

Pero, ¿qué necesita un organizador para que el evento sea profesional?

Ante todo, planificación y una imagen potente. Para conseguir destacar en cualquier feria es necesario que el espacio en el que se vayan a presentar las novedades sea visible al gran público.

Para ello, hay que apostar por hacer visible la marca o nombre del evento mediante elementos como las pancartas y, sobre todo, las banderolas personalizados.

Gracias a este tipo de soluciones – que además de ser móviles pueden ser reutilizables – se consigue hacer una llamada de atención directa a quien pasa por delante.

Un espacio decorado y organizado de forma original hará que, sin duda, se fijen en el contenido y producto que se tiene dentro, así como una muestra llamativa de lo que se quiere ofrecer.

Pero, todo esto, sin un lanyard personalizado que identifique quiénes son los expositores, organizadores, visitantes y a quién pedir información, sería en balde. Y, visto desde fuera, poco profesional

Quizás también te interese:  El mundo de las criptomonedas llega al socorrismo

Es cierto que cada feria suele lanzar su propio lanyard personalizado para sus stands y las personas autorizadas en la entrada, pero el gran público también quiere o necesita identificarse para ser atendido.

Este tipo de solución, que deja visible el acceso y sirve también – no nos engañemos – para ir guardando de forma segura las tarjetas de visita, es uno de los elementos que no puede faltar en ningún evento.

«Atrás quedó el poner las identificaciones con pegatinas. Este tipo de soluciones, cuando además están bien hechas, acaban usándose a menudo en el sector.  Además, es un detalle que profesionaliza cualquier evento» explican.

Cuatro motivos por los que diseñar lanyards personalizados

  1. Seguridad: se puede identificar previamente a los asistentes y permitir, en algunos casos concretos, hacer autorización de accesos ilimitados en los que aparezca el nombre, imagen y datos de empresa.
  2. Profesionalización: la imagen que se proyecta es de no improvisación.
  3. Identificación: identifica de forma fácil quién es organizador, expositor, visitante…
  4. Utilidad: es donde se guardan las tarjetas de visita, los bolis, incluso se lleva el smartphone en él …

Sin duda, un elemento que, aunque pasa desapercibido porque no es tan llamativo, sí es de lo más útil que puede ofrecerse como organizador tanto para los accesos como para la sinergía dentro de los recintos.

Entrada siguiente

Baño familiar, descubre cómo conseguir que tu aseo sea perfecto

Lun May 9 , 2022
Hora de levantarse. Desayuno, aseo y…¡el baño ocupado! Esta es una de las primeras rutinas que hay que organizar cuando en una casa, la familia al completo, necesita acceder al baño y las prisas se hacen con el control de la mañana. Más allá de horarios, de orden y de […]

Noticias Relacionadas