La Comunidad de Madrid ofrece 2.300 plazas gratuitas en campamentos urbanos para niños y adolescentes en riesgo de exclusión social

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

La Comunidad de Madrid ofrece casi 2.300 plazas gratuitas en campamentos urbanos a disposición de niños y adolescentes en riesgo de exclusión, donde pueden disfrutar de piscinas municipales y otros entornos para una alternativa de ocio saludable en verano, explicó este jueves la consejera de Familia, Juventud y Política Social, Concepción Dancausa.

La consejera, que visitó hoy la colonia urbana Pinardi, en el municipio de Parla, dijo que esta iniciativa «está destinada a menores de entre 6 y 17 años que provienen de familias con escasos recursos y, en ocasiones, altos niveles de conflictividad y diferentes problemáticas».

Dancausa consideró que estos campamentos «son la continuación de los programas de prevención que, durante el curso, se ofrecen a los niños en situación de vulnerabilidad, riesgo y conflicto social» y señaló que el objetivo es que durante los meses de junio y julio «disfruten de actividades y juegos al aire libre y trabajen aspectos como la responsabilidad, el respeto, el trabajo en equipo, el valor del otro o el esfuerzo».

Existen dos iniciativas de la Comunidad de Madrid en este ámbito: el programa de atención integral a menores y adolescentes en situación de riesgo social, conocido como Programa I+I, y la red de prevención, para la que se han firmado ocho convenios con diferentes entidades.

El Programa I+I cuenta con 375 plazas repartidas en once centros y atiende a menores en su propio medio de convivencia, ofreciéndoles una intervención individualizada, especializada e intensiva de carácter social y educativo para contribuir a su desarrollo personal.

La red de prevención dispone de un total de 1.912 plazas repartidas entre 54 centros, con el objetivo de promover la integración escolar y fomentar actitudes positivas y motivación hacia el aprendizaje, así como desarrollar competencias emocionales y conductuales de los niños.

La consejera destacó el importante papel de los trabajadores y educadores en estos proyectos, ya que «se convierten en referentes y guías para los menores» .