La POP avisa de que las enfermedades crónicas afectan al «bienestar emocional» de las personas que conviven con ellas

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

Las enfermedades crónicas afectan al «bienestar emocional» de las personas que conviven con ellas por las limitaciones que conllevan, según manifestó la presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), Carina Escobar, tras la creciente preocupación por la salud mental de la población

Alertó de que, a menudo, los síntomas que sufren las personas con enfermedades crónicas impactan en su vida diaria tanto en su salud, como en otros ámbitos de su vida social, laboral, económica, familiar o educativa. «También afectan a su salud mental, ya que en torno al 70% de las personas con enfermedad crónica experimentan síntomas depresivos como cansancio, tristeza o apatía», dijo.

El incremento de casos de trastornos mentales, especialmente tras la pandemia en jóvenes y adolescentes, «hace que sea necesario tomar acciones comunes y concretas. Esta pandemia silente requiere que se identifiquen medidas que ayuden a abordar estas patologías desde una perspectiva biopsicosocial que considere la salud mental y emocional», afirmó la presidenta de la POP.

En este sentido, uno de los reclamos era la falta de recursos para afrontar la demanda de asistencia en salud mental. El Gobierno ha dedicado en los Presupuestos Generales del Estado 27 millones de euros en transferencias a las comunidades autónomas para aplicar el Plan de Acción en Salud Mental, un plan que cuenta con medidas específicas dirigidas a cumplir los objetivos de esta estrategia, que tiene especial atención al suicidio. Además, establece una partida de 16 millones de euros para reforzar las infraestructuras de los servicios de Salud Mental Comunitaria.

La salud mental de las personas que conviven con enfermedades crónicas ha empeorado en mayor frecuencia que en la población general en los últimos dos años: más del 50% de los pacientes crónicos se sienten aislados de la sociedad debido a su enfermedad. En estos casos influyen condicionantes específicos tales como los antecedentes emocionales, la vivencia de la enfermedad, la mayor vulnerabilidad sanitaria y necesidad de atención médica, indicó la POP.

Quizás también te interese:  CSIF reclama la apertura de los Servicios de Urgencia de Atención Primaria en Madrid

«El impacto psicoemocional ha sido especialmente relevante en colectivos vulnerables como las personas con trastornos psicológicos y las personas mayores con enfermedad crónica a quienes el aislamiento social propio de la pandemia les ha situado en un contexto de soledad no deseada y desprotección social», apuntó Escobar.

En este punto, los problemas emocionales que la enfermedad crónica pueden redundar en un empeoramiento de la propia enfermedad, incluso que los pacientes atiendan menos a los síntomas o no tengan ánimo para afrontar la enfermedad, dejen de seguir las prescripciones médicas, se salten citas médicas o dejen de asistir a revisiones.

Entrada siguiente

El Ayuntamiento de Madrid incrementa los presupuestos para 2023 un 4,7% hasta los 5.730 millones

Jue Oct 27 , 2022
MADRID, 27 (SERVIMEDIA) El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, y la delegada de Hacienda, Engracia Hidalgo, presentaron este jueves los presupuestos para el Consistorio madrileño en 2023 que fueron aprobados en Junta de Gobierno y que contemplan un alza de un 4,7%, hasta los 5.730 […]

Noticias Relacionadas