Satse Madrid denuncia esperas de hasta un año para ser atendido por un fisioterapeuta

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

El Sindicato de Enfermería de Madrid, Satse Madrid, denunció este lunes que desde que un paciente acude al médico de familia por un dolor incapacitante puede transcurrir un año hasta recibir atención especializada por parte de un fisioterapeuta en los hospitales del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

Ante esta situación, Satse Madrid advirtió de que muchas patologías, que pueden ser solventadas en poco tiempo y con pocas sesiones de fisioterapia, se cronifican o agravan.

«El proceso se demora, ya que tras visitar a su médico de familia tendrá que esperar a que le reciba el especialista, que le mandará las pruebas pertinentes. Cuando tenga todo listo, ya con su diagnóstico, deberá esperar a que le atienda el médico rehabilitador que le pautará un número de sesiones de rehabilitación. Luego tendrá que volver a esperar a que el fisioterapeuta del centro hospitalario al que pertenezca tenga hueco para darle cita. En definitiva, desde que inició el proceso puede esperar hasta un año», explicó una fisioterapeuta de un centro hospitalario dependiente del Sermas.

Según un estudio realizado por Satse, hay servicios de Fisioterapia que tienen más de un año de espera. «La culpa es la falta de profesionales y de los pasos excesivos que hay que dar desde que se pauta la atención de Fisioterapia hasta que puede atenderle», aseguraron desde el Sindicato de Enfermería.

Por este y otros motivos (falta de fisioterapeutas y enfermeras, traslados que no se convocan, bajas retribuciones, dificultad para conciliar, etc.) desde Satse Madrid se ha convocado para el miércoles, 30 de marzo, a las 11 horas, una concentración ante la Consejería de Sanidad.

Según datos de la organización sindical, en la Comunidad de Madrid hay, al menos, 8.500 pacientes que están en lista de espera para ser atendidos por un fisioterapeuta de Atención Hospitalaria. Muchos de ellos ni siquiera recibirán la atención que precisan porque no finalizarán el proceso.

«Un número importante acaban en consultas privadas de Fisioterapia, cansados de esperar ya que padecen dolores, que pueden ser altamente incapacitantes para desarrollar cualquier labor, o, simplemente, abandonan el proceso en alguno de sus tramos, aburridos», denunciaron desde el Sindicato de Enfermería en Madrid.