El Ayuntamiento de Madrid aprobará los presupuestos el próximo jueves con rebajas en el IBI y en diversas tasas

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, anunció este viernes que están cerrando «los últimos detalles» de los presupuestos del Ayuntamiento para 2023 y que en la Junta de Gobierno de la semana que viene aprobarán tanto el borrador de presupuestos como las ordenanzas fiscales para que puedan comenzar su tramitación.

Así lo apuntó en declaraciones a los medios de comunicación tras presentar el festival JazzMadrid 2022 donde señaló que, dentro de las ordenanzas fiscales, están ya previendo un escenario en el que se puede producir una rebaja tanto del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) como de diversas tasas que hay en la ciudad de Madrid

«Todavía no están cerrados los detalles por parte del Área de Gobierno de Hacienda, pero creo que a nadie le puede extrañar. Esta es la línea que hemos mantenido a lo largo de los tres años de Gobierno», destacó el alcalde.

Por ello, continuó, «creemos que es más importante que nunca que los madrileños, para afrontar, por ejemplo, la cesta básica de la compra, puedan tener más dinero en su bolsillo y menos en el del Ayuntamiento».

Por tanto, «dados los tiempos que se avecinan los madrileños, puedan asumir sus «necesidades más básicas mediante incentivos fiscales que les van a poder permitir disponer de más dinero», recalcó Almeida.

NEGOCIACIÓN PRESUPUESTOS

Preguntado por la negociación con el resto de grupos municipales para conseguir apoyos para sacar adelante estos presupuestos, el alcalde respondió que pretenden primero aprobar el borrador dentro del equipo de Gobierno para después «ponerlo encima de la mesa para que los grupos municipales puedan sentarse a negociar».

Almeida lamentó que la actitud de Más Madrid y el Partido Socialista, que han dicho que no van a aprobar de ninguna manera los presupuestos, «no se corresponde a la actitud que reclaman los madrileños».

Por su parte, el regidor madrileño recordó que Vox dice que se puede sentar a negociar si se cumplen determinadas líneas rojas, pero remarcó que «los madrileños no entienden que para hablar y sentarse a negociar se pongan líneas rojas».

Por último, en cuanto al Grupo Mixto, comentó que «es muy difícil entenderse y negociar». «Eran cuatro, después tres y ahora son 2+1», por lo que los calificó como «la banda de Groucho Marx». «Es muy difícil sentarse a negociar con el Grupo Mixto si no se entienden entre ellos mismos», concluyó.